Schumacher, "uno de los pilotos más difíciles" para Alonso

El español visita Argentina y mide la velocidad de un Bugatti con la de un caballo

El bicampeón de Fórmula 1 Fernando Alonso ha visitado por primera vez, antes de enfrentarse al Gran Premio de Brasil, Argentina invitado por su patrocinador Chandon. El español ha ofrecido una conferencia de prensa y ha realizado un desafío en el que se ha batido con un Bugatti contra el jugador de polo del país latinoamericano Facundo Pieres.
Por Daniel Panelo
© Chandon - Alonso en un Bugatti de 1932 y Pieres, en su caballo Future Remolacha

El español Fernando Alonso, actual piloto del equipo McLaren-Honda, ha tenido una visita fugaz a Argentina gracias a la invitación de la marca Chandon, patrocinador del conjunto de Woking. La asociación de la marca de bebidas con la escudería británica tiene más de un año de antigüedad y representa el espíritu de las marcas por desafiar los límites y perseguir la perfección con pasión. Chandon, fundada en Argentina en 1959, ha invitado al asturiano a que conociera el país antes del Gran Premio de Brasil de este fin de semana.


El evento se ha iniciado con un desafío con el español al volante de un coche de colección contra el jugador de polo argentino Facundo Pieres. En una carrera de 140 metros en Owners Club, Alonso ha pilotado un Bugatti de 1932 y Pieres a su caballo Future Remolacha.

"Sabía que el caballo me sacaría ventaja en los primeros metros porque siempre arranca más rápido que un coche, pero cuando la distancia aumenta, es posible alcanzarlo", ha compartido Alonso.

El español ha afirmado en conferencia de prensa que "siempre he tenido conexión con Argentina". "El mecánico que me cargaba combustible en mis tiempos en Renault era argentino. Con él gané mis dos campeonatos mundiales. Y en el ambiente de la F1 siempre hay contacto, compartimos la lengua madre", ha confesado el bicampeón.

El asturiano ya no tiene oportunidades en la temporada actual pero está ilusionado con que tendrá un buen 2017 con en cambio reglamentario. "Ojalá que el cambio de reglas que afronta la Fórmula 1 nos ayude a recortar la distancia con los equipos punteros y podamos luchar delante, que es lo que deseamos. Si bien estamos mejor que en 2015, aún no es suficiente para McLaren-Honda ni para mí. En el Mundial siempre ha habido ciclos y no son infinitos. Las nuevas reglas abren las posibilidades a otras escuderías y esperamos que eso se decante para nuestro lado. Quiero conseguir mi tercer título y esa es mi prioridad. Espero que el reglamento 2017 permita que la Fórmula 1 vuelva a ser de ataque y no de ahorro, como es actualmente, ya que después de la primera vuelta no se puede ir a tope porque se deben cuidar los neumáticos, el combustible y la batería", ha insistido.

El español ha realizado un repaso por sus 16 temporadas ligado a la máxima categoría. "Cuando llegué al Mundial, para mí ya era un sueño cumplido. Corrían Michael Schumacher, Mika Hakkinen, los grandes campeones que veía por televisión... Recuerdo que después de mi primera clasificación, el sábado en Australia 2001, llamé por teléfono a mi padre y él, un poco pesimista, me dijo: 'disfrútalo mañana porque quizá ya para la segunda carrera no estés. Al menos podremos decir en la familia que has corrido un Gran Premio en F1'. Y miren todo lo que ha llegado después. Ha sido un regalo", ha admitido.

El piloto de McLaren-Honda también ha recordado a Michael Schumacher como "uno de los pilotos más difíciles" a los que se ha enfrentado cuando estaba en Ferrari con un coche dominante. A los 35 años y con más de 30 de experiencia en las carreras, Alonso aún encuentra motivos para celebrar logros. "La vida te da razones día a día, incluso en los que tienes pensamientos negativos encuentras algo para celebrar. Celebro cómo me ha ido en mi carrera, mi familia, haber podido construir mi museo, un circuito de karting y una escuela", ha expresado para finalizar.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad