Silverstone planea aumentar su aforo 25.000 espectadores

Allen también quiere acercar más al público a la pista

Un antiguo aeródromo militar, en el que alrededor del mismo y poco a poco, se trazó un circuito para coches de carreras, con la ventaja de estar enclavado en un terreno muy llano, en el que fácilmente se pueden acometer sucesivas ampliaciones hasta ser desde hace décadas, un lugar de referencia en las competiciones de motor en todo el mundo. Ahora los responsables de esta pista tienen un nuevo reto, el aumento en el número de espectadores y el acercamiento incluso de las tribunas ya existentes hacia el lugar de la acción.
Por Samuel Gómez
© Sutton - Lewis Hamilton junto a sus aficionados tras ganar en Silverstone

Silverstone tiene previsto aumentar su capacidad para otras 25.000 personas en los próximos tres años. El director general del circuito, Patrick Allen, confía que por segundo año consecutivo el Gran Premio de Gran Bretaña "salga rentable", después de registrar un beneficio por primera vez en diez años en 2015, cuando recaudaron 1,44 millones de euros.

Este año el día de la carrera atrajo a una multitud de 139.000 espectadores, sólo 1.000 menos que el récord de 2015, mientras que la asistencia de los tres días fue de 350.000. Allen ya busca la manera de aumentar aún más la capacidad y reducir la distancia entre la pista y las tribunas.

"Lo que me gustaría conseguir es llevar a la multitud más cerca de la acción en la pista, esto es lo que hablamos con la FIA, concretamente con Charlie Whiting", ha señalado Allen en declaraciones para la publicación Autosport.

"Así, por ejemplo, en Becketts y luego, en la recta de los garajes, quiero tener tribunas. Eso es lo que busco hacer. Si pudiéramos conseguirlo, sería más emocionante para los aficionados y para los pilotos. Sentirían que pilotan en un escenario por todo el circuito, en lugar de ver a la multitud desde la distancia. También podemos poner más tribunas, pero no es barato de hacer eso", ha explicado Allen.

"Podemos hacerlo con lo ya existente, el conseguir que estén cerca de la pista, lo que luego permitiría las nuevas capacidades. Tenemos actualmente alrededor de 65.000 asientos y me gustaría ampliar hasta los 90.000. Es probable que esto se cumpla gradualmente durante los próximos tres años. Si tenemos la inversión necesaria de dinero, entonces, ¿quién sabe?, ¡podríamos ser capaces de hacerlo antes!", ha añadido a continuación.

Allen también tiene como objetivo atraer a más aficionados mediante la suma de un gran concierto en la nueva zona, que planea en el interior de la curva de Stowe. "Hablamos de los Rolling Stones o de U2. Eso es lo que yo quiero para allí, o Coldplay, Paul Weller, nombres muy grandes que atraen a otro tipo de público. Es evidente que ese tipo de grupos no son baratos y es por ello que necesitamos a una multitud para poder venderlo", ha explicado.

Otra de las ideas de Allen es la creación de un abono de temporada, que podría combinarse con el GP de Gran Bretaña, un día en Wimbledon, la final de la FA Cup o el Open Británico. "Para que una gran cantidad de personas asistan a un GP, asistir a Wimbledon o al Open pueden estar en su lista", señaló seguidamente Allen, que quiere iniciar las conversaciones con sus homólogos de los otros grandes eventos deportivos británicos.

En las últimas semanas Allen se ha reunido con el CEO de Yas Marina, Al Tarek Al Ameri; el jeque Salman bin Isa Al Khalifa, director general del Circuito Internacional de Bahréin; el vicepresidente del trazado del Gran Premio de Singapur, Colin Syn y el director de marketing del GP de México, Rodrigo Sánchez.

Allen ha reconocido abiertamente que "todos están en el mismo barco con respecto al aumento de los gastos de la Fórmula 1, por lo que todos buscan la manera de hacer que nuestros circuitos sean rentables", ha comentado para finalizar.

Publicidad