Ecclestone responsabiliza a la FOM de la bajada de audiencias en los canales en abierto

El auge de la televisión de pago también se nota en la Fórmula 1

La Fórmula 1 no vive sus mejores momentos. El cambio en el reglamento con los nuevos motores turbo V6 no ha gustado a los aficionados, y el descenso en las audiencias en 2014 ha sido evidente. Pero al jefe supremo del Gran Circo, Bernie Ecclestone, no parece preocuparle esta situación. El británico, según los rumores existentes, podría estar pensando en nuevas formas de ingresar dinero a través de los coches cliente, una medida que podría no gustarle al dominador de la pasada temporada, Mercedes.
Por Adrián Carrascal
© Sutton - Nico Rosberg en Jerez

Las audiencias de televisión y los principales fabricantes de coches pueden parecer los ingredientes de los que Bernie Ecclestone no puede prescindir. Sin embargo, la Fórmula 1 descendió hasta los 25 millones de espectadores el año pasado y el patrón del Gran Circo casi no se ha mostrado preocupado. Según el magnate, "refleja el movimiento realizado por la FOM con las televisiones de pago durante las últimas tres temporadas".

Un buen ejemplo de la situación que vive este deporte, es Gran Bretaña, en la que sólo pueden verse en directo algunos Grandes Premios en la BBC, ya que el canal de pago, Sky tiene los derechos exclusivos de emisión.

Como ha explicado el periodista de negocios de la Fórmula 1, Christian Sylt, este modelo ha sido adoptado también por otros mercados. "Se ha impulsado la Fórmula 1 a través de la televisión de pago, ya que están dispuestos a pagar una cuota por los derechos de los eventos deportivos para ganar abonados", señalaba Sylt para la revista Forbes.

Ecclestone podría estar pensando en realizar más cambios con respecto a la estructura de la parrilla para los próximos años, en la que podría seguir dominando Mercedes. Ralf Bach, corresponsal de Sport Bild y TZ Munchen, afirma que la visión de futuro del británico sería potenciar la Fórmula 1 con los coches cliente.

Según recientes informaciones respaldadas por Colin Kolles y Flavio Briatore, el jefe supremo pretende reforzar los ingresos cada vez más escasos de la parrilla,por lo que podría estar gestionando un acuerdo con Red Bull para ofrecer a bajo coste su coche de 2013 con un motor V8 para los equipos más pequeños. 

"En enero, Ecclestone se reunió con Dietrich Mateschitz en Salzburgo para discutir, entre otras cosas, el tema de los coches cliente", escribía Bach en su blog f1-insider.com.

Además, Bach ha señalado que Mercedes podría no estar de acuerdo con estas medidas,aunque a Ecclestone no le importará demasiado si finalmente la marca alemana terminase retirándose. Del mismo modo, el patrón del Gran Circo estaría encantado de que Volkswagen se quedase fuera de la Fórmula 1, ya que su máximo mandatario, Ferdinand Piech,no es muy fan del reinado de Bernie.

"El error ha sido la elección del motor turbo V6. Con la falta de sonido, han acabado con la emoción y la han reemplazado por la tecnología, algo que al público no le interesa. Además estas unidades de potencia son caras y se cierra el círculo. Sigo pensando que la Fórmula 1 debería ser un campeonato para los pilotos, no para los constructores. No es una idea para que haya un campeonato con una sola marca, pero si se introduce una tecnología en la que alguien como Mercedes tiene una gran ventaja, el interés por este deporte desciende", señaló Briatore para el periodista italiano, Leo Turrini.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad