A vueltas con los circuitos clásicos de la Formula 1

Silverstone es el último circuito en salir a la palestra de un tema cíclico que acompaña al gran circo.
Por Sergio Martínez
©Sutton

Y una vez más, se vuelve a repetir el tema. Un circuito clásico amenaza con tener que abandonar el calendario de la Formula. En esta ocasión, ha sido Silverstone quién ya ha declarado tener problemas para hacer frente al canon que la FOM exige a los circuitos que quieran albergar una de sus carreras y que supone una de las grandes fuentes de ingresos de este organismo.

En principio no se tratan más que un clásico mensaje de alerta que trata de decantar la balanza de la opinión pública para que a su vez presione a las administraciones locales con el fin de que se hagan cargo de una mayor parte del pago que ya acostumbran a desembolsar, pero no deja de resultar curiosa que se llegue a esta situación.

Principalmente por el protagonista, el circuito de Silverstone, que tiene como norma tener sus gradas repletas, lo que con el alto precio de las entradas de Formula 1 debería ser suficiente como para que ecuación registre un balance positivo y el público pueda seguir disfrutando de un evento que se prolonga desde hace tanto tiempo.

Sin embargo la FOM aprieta. Aprieta y ahoga. La gestora de los derechos de la Formula 1 no solo exige el canon para llevar el circuito, sino que se asegura un porcentaje de las entradas, que no se trata del total, sino de un primer tanto por ciento que se venda, así como auto gestionar la publicidad, merchandaising, palcos privados y zonas VIP's. En resumen, un pellizco muy pequeño para el circuito, llene o no llene. De hecho, que no llene, acostumbra a ser indiferente para la FOM.

Silverstone, Monza, Spa-Francorchamps, Hockenheim, Nürburgring, Montmeló, Interlagos... ninguno parece escapar a esta situación que sin embargo parece no preocupar a la FOM que acostumbra a transmitir a través de sus voceros tranquilidad así como la existencia de principios de acuerdos con varios circuitos de la zona.

Como digo, es una situación cíclica que no parece que vaya a desaparecer. Al fin y al cabo no son más estrategias de negociación y presión ante una situación a la que realmente no se debería llegar. Sin embargo, hay motivos para la esperanza. Y es que uno de los máximos responsables de Liberty Media ya declaró que carecía de sentido que precisamente estos circuitos clásicos repletos de aficionados tuvieran problemas para mantenerse en el calendario, especialmente cuando las alternativas son circuitos en países exóticos donde apenas se llena una tribuna. Ahora toca esperar para ver si Liberty Media es consecuente con sus declaraciones y los circuitos clásicos dejan de sufrir estos problemas.


Publicidad