¿Es Antonio Giovinazzi un sustituto para Sebastian Vettel en Ferrari?

El piloto italiano no tiene sitio en la actual parrilla de Formula 1 por lo que parece que se tendrá que conformar con ejercer en solitario las funciones de tercer piloto.
Por Sergio Martínez
©Sutton

El anuncio de la retirada de Nico Rosberg tras ganar su primer y único mundial de Formula 1 ha desencadenado un sinfín de especulaciones. El asiento más codiciado de la parrilla se quedaba disponible sin previo aviso, y todos los pilotos han evaluado la situación en la búsqueda de hacerse con él. Y entre todos, un equipo que estos días lo habrá pasado especialmente mal, la Scuderia Ferrari.

A finales de 2014, con la confirmada marcha de Fernando Alonso, el equipo italiano necesitaba un piloto líder, un piloto que hiciera creer tanto al equipo como a la afición, y también, a la prensa, que en Italia y en referencia a Ferrari no es precisamente inocua. Ferrari encontró su revulsivo en Sebastian Vettel, el piloto cuatro veces campeón del mundo, que agradecía un cambio de aires tras realizar una temporada en la que se había visto completamente superado por su compañero de filas en Red Bull, no solo en puntos, 238 a 167, sino en victorias, tres de Ricciardo por ninguna del alemán, o podios; ocho por el australiano por cuatro del precisamente cuádruple campeón.



Aunque 2015 fue una temporada positiva para Sebastian Vettel con una victoria en su segunda carrera con el monoplaza rojo y dos más a lo largo del año, 2016 ha sido un año de frustraciones y mal sabor de boca. Aunque la temporada empezó con múltiples podios, Ferrari se ha visto superado desde mitad de temporada por Red Bull, dejando a los italianos sin apenas podios y finalizando la temporada sin ninguna victoria en su casillero.

Ante este panorama, no era descabellado pensar en que Mercedes pudiera intentar hacerse con los servicios de Sebastian Vettel, considerado uno de los mejores pilotos de la parrilla y que con el desembarco en las flechas plateadas volvería a ver saciada su sed de victorias y lucha por el título de campeón de Formula 1. Y sin duda se puede afirmar que en Ferrari han pasado malas noches revisando el blindaje del contrato de Sebastien Vettel.



Su pérdida no solo supondría un mazazo terrible por el hecho de quedarse sin uno de los grandes de la Formula 1, sino que su sustitución sería cuanto menos, complicada. Con el mejor monoplaza de la parrilla en sus manos, pensar en ver a Hamilton de rojo resulta hasta difícil de imaginar, casi tanto como el retorno de Fernando Alonso. Por otra parte, tanto Ricciardo como Max Verstappen tienen confianza en el potencial de Red Bull, creyendo que es la mejor manera de lograr el objetivo de ser campeones del mundo.

Desde Italia quizás tendrían que descantarse por pilotos como Valtteri Bottas o Nico Hülkenber que precisamente ya fueron descartados por la Scuderia, o confiar en un Sergio Pérez al que se le negó la mayor justo antes de que el mexicano diera el salto hasta Mclaren F1. Sea como sea, pilotos sin palmares notable, pilotos que tendrían que ganarse la confianza de la afición  y a los que resulta ver complicado como punta de lanza de Ferrari.



Afortunadamente para los tifosi, todo parece indicar que Sebastian Vettel permanecerá en su puesto de trabajo acompañando a Kimi Raikkonen durante 2017. En cierto modo, se podría decir que Ferrari ha esquivado una bala, pues aunque se afirme lo contrario, la posibilidad de perder a su líder a tres meses del comienzo de la temporada ha sido real.

Sin embargo, llama más la atención la nula reacción que ha tenido Ferrari previendo que una situación similar pueda tener lugar en un futuro cercano. El equipo italiano se ha limitado a ignorar su programa interno de promoción, la Ferrari Drivers Academy, para contratar directamente a Antonio Giovinazzi, actual subcampeón de la GP2 Series, y colocarlo como tercer piloto del equipo, ese inocuo puesto al que se le atribuyen valores de formación que son altamente puestos en duda, pero que sin embargo ha sido muy aplaudido tanto por afición como por prensa italiana.

¿Es Antonio Giovinazzi el plan de emergencia de Ferrari? Resulta complicado dudar del talento y la progresión de Antonio Giovinazzi a quien Audi ya le había echado sus garras tanto para DTM como para el WEC antes de mutilar sus programas de competición. Sin embargo, resulta aun más difícil de creer que ante cualquier eventualidad, vaya a ser Giovinazzi el que cubra las espaldas al equipo, no por su talento o potencial, sino por la confianza real que pueda tener Ferrari en él.

Entonces... ¿Qué pretende Ferrari con su contratación? ¿Es esto lo que han aprendido sobre lo ocurrido este invierno? Aunque durante la pretemporada Sergio Marchionne ha comentado el tema de un equipo cantera de Ferrari en la Formula 1 emulando el sistema de Red Bull y que podría ver la luz en forma de Alfa Romeo, pocas veces tendrán una oportunidad tan sencilla como la vivida estos días con un equipo Manor en concurso de acreedores y que están ignorando, como también parecen haber ignorado la posibilidad de ejercer cierto control en los pilotos del equipo Haas.



Ferrari era y es un gran equipo. Un destino soñado para los pilotos de Formula 1, sin embargo resulta estéril negar que ya no es el destino preferido cuando un piloto piensa en convertirse en campeón del mundo, lo que sin duda complica futuras contrataciones de primer nivel, especialmente si éstas llegan en forma de emergencia. Por este motivo, pensar en apoyar la carrera deportiva de Antonio Giovinazzi cobra sentido, pero desde luego un par de sesiones de entrenamientos libres a lo largo del año con un equipo de segunda no parece lo más adecuado.

Desde Italia parecen haber perdido la oportunidad de colocar a su futura estrella en el equipo Sauber, cuyo asiento parece haberse adjudicado Pascal Wehrlein, de la cantera de Mercedes que ante la posibilidad de perder a una de sus estrellas, está formando de la manera idónea tanto al mencionado Pascal como a Esteban Ocon, en las filas de Force India en 2017. Tampoco parece que Manor vaya a ser un destino probable, a no ser que llegue una inyección de capital improbable por parte de la familia de Sean Gelael. Entonces uno no puede evitar preguntarse. ¿Han reaccionado en Italia como se debe? ¿La contratación de Giovinazzi obedece a una estrategia o únicamente se ha hecho para contentar a la afición italiana? ¿Es Antonio Giovinazzi un sustituto para Sebastian Vettel?

Publicidad