El rincón del análisis: carrera del GP de Gran Bretaña F1 2016

Williams acaba doblado en su carrera local

¿Tienen solución los graves problemas de Ferrari y Williams? ¿Hay que sancionar a Rosberg por los mensajes de radio? ¿Cuánto hay que sancionarle? Esto, y mucho más, es lo que nos dejó el GP de Gran Bretaña de 2016.
Por Tomás Slafer (@TSlafer) | Silverstone
© Sutton - Carlos Sainz en la carrera de Silverstone

El pasado domingo volvimos a disfrutar de una gran carrera con diversos focos de atención en el trazado inglés de Silverstone, que organizó su Gran Premio número 50. Sobre él, los Mercedes voliveron a dominar, Red Bull confirmó el sorpasso sobre Ferrari y Carlos Sainz volvió a demostrar su talento.

 

FERRARI, EN CAÍDA LIBRE

Parece mentira que minutos antes de publicar este análisis (día después de la carrera de Gran Bretaña 2016) el jefe de Ferrari, Maurizio Arrivabene, salga en público y diga que todavía pueden ganar el Mundial de 2016. La situación de Ferrari empieza a causar sensación de vergüenza ajena.

No hay nada de malo ni nada que produzca vergüenza en bajar el rendimiento o ser superado por un rival, pero Ferrari está a 9 puntos de perder el segundo puesto contra los Red Bull -cosa que harán en la próxima carrera de Hungría por cierto- e incluso así, su máximo representante se atreve a decir que ganarán en Mundial. Es un poco triste en sí mismo.

En cuanto a lo deportivo, después de empezar la temporada quizá un poco mejor que en los pasados... ¿10 años? Ferrari no ha podido evolucionar tanto como sus rivales y que Red Bull tiene mejor coche que los de Maranello se puede confirmar como un hecho.

Hay un factor curioso y es que hay circuitos que se llaman 'circuitos Red Bull' porque por su naturaleza benefician más a los coches de Milton Keynes, que son aquellos donde cuanta mucho más el chasis que el motor, hay muchas curvas rápidas...

También están los 'circuitos Mercedes', que son casi todos por cierto, y es donde el paquete del W07 rinde muy por encima de sus rivales. Al tener el mejor motor de la parrilla, trazados como Monza o Malasia o Austria deberían resultar más fáciles que el resto para ellos.

Pero, ¿y los 'circuitos Ferrari'? Ahora mismo el equipo italiano está en tierra de nadie, y no tiene un chasis que pueda competir contra el RB11 ni una unidad de potencia comparable a la de las flechas plateadas. Y lo peor es que parece que la crisis de Ferrari es de tal profundidad que ya no saben qué hacer para remediar esta situación

Pero mejor hablemos de ritmo en pista. En el gráfico superior tienen comprimidas las carreras de Lewis Hamilton (línea verde), Max Verstappen (violeta) y Sebastian Vettel (rojo Ferrari). Las tres líneas de arriba a la izquierda son sus tandas con intermedios después del Safety Car y las líneas a partir de la vuelta 9 son con medios.

Con intermedios, el ritmo de Vettel es bastante malo con intermedios, pero también es verdad que está metido con tráfico, spray de los coches de delante, pero visibilidad, limitaciones varias que obligaron al alemán a alejarse del grupo de cabeza. Sin embargo, las cosas cambian con el compuesto de seco.

Vettel fue el primer valiente en cambiar a slicks y la jugada le salió muy bien, así que quizá ganó 15 ó 20 segundos con ello. Sin embargo, lo perdió todo -y más- cuando trompeó en la curva uno. A partir de ese momento, los tiempos de Vettel no son malos. No son buenos, pero no son humillantemente malos.

La diferencia contra los Mercedes sigue siendo de unos dos segundos por vuelta (cabe tener en cuenta que Hamilton estuvo toda la carrera con aire limpio y tranquilo mientras Vettel tuvo que batallar en la zona más agria de la parrilla.

Aunque queda claro que la línea de Verstappen está toda la carrera por debajo suyo, y el holandés perdió mucho tiempo luchando contra Nico Rosberg. Los Red Bull están en su mejor momento de la temporada y dentro de dos semanas en Hungría son igual de favoritos que los Mercedes, sobre todo si llueve o hace mucho calor.

 

WILLIAMS, EN CAÍDA LIBRE (Y SIN PARACAÍDAS)

El equipo Williams parece que cada carrera da un pasito hacia atrás desde la entrada de la era turbo en 2014. Los de Grove han pasado en un solo año a estar liderando el GP de Gran Bretaña de 2015 con ambos coches en cabeza, a acabar el GP de Gran Bretaña de 2016 fuera de los puntos y doblados en ambos coches.

Los Williams son coches malos, así de fácil. Están muy por debajo del nivel del Top 3 y cada vez más cerca de perder el cuarto lugar contra Force India. En condiciones normales los Williams ya no asustan a nadie, pero en condiciones frías y de mojado... 

Claire Williams -heredera del imperio de su padre y directora del equipo- dijo textualmente en la rueda de prensa previa al Gran Premio: "Es muy fácil de ver que nuestro coche tiene problemas en las curvas lentas. El coche no es competitivo en mojado. Esas son las dos áreas principales en las que nos estamos centrando en mejorar", ha asegurado.

¿Que el coche no es competitivo en mojado? Ahora lo veremos. Antes, para comparar, centrémonos en la tanda larga de Valtteri Bottas con neumáticos medios. Podríamos decir que es ligeramente peor que la de Carlos Sainz o la de Sergio Pérez durante toda la carrera, y que se empareja y podría ser incluso mejor en las últimas siete vueltas.

En seco, el Williams puede ser fácilmente mejor que el Toro Rosso y estaría a la par con Force India. Porque aunque los tiempos de Bottas son peores, el finés estuvo más metido en tráfico y en mitad de muchas batallas.

Pero veamos ahora cómo se comporta el FW38 cuando la pista está mojada (gráfico inferior). Hay que creer lo que dice Claire Williams porque es verdad que el ritmo de su coche bajo la lluvia es deprimente. 

Bottas, que en seco era más rápido, en lluvia es fácilmente dos segundos por vuelta más lento que el Toro Rosso y unos tres o cuatro segundos por vuelta más lento que el Force India. Es una marca ridícula.

Para suerte de los coches de Grove, la lluvia no acostumbra a ser habitual en los circuitos de Fórmula 1 últimamente, porque si lo fuera, más problemas tendrían todavía los de Williams.

 

SANCION ROSBERG

Nico Rosberg fue sancionado con 10 segundos post-carrera por haber incumplido la norma 27.1 de las regulaciones deportivas. El equipo le dijo exactamente lo que hacer con su problema de caja de cambios y fue sancionado, como debía ser por saltarse la norma, es así de simple.

La cuestión es: ¿Cuán grave debía ser esa sanción? Es la primera vez que la FIA sanciona alguien por su (digamos especial) norma de las comunicaciones por radio, así que no hay ningún precedente para tomar como baremo y elegir la penalización para el #6.

Finalmente fueron 10 segundos. Es verdad que perdió la segunda posición y ahora solo está un punto por delante de Hamilton en la pugna por el mundial, pero si el equipo no le llega a decir lo que hacer, Rosberg -como reconocido después- tendría que haber abandonado. Es decir, cero puntos y el liderato del mundial sería para Hamilton con 14 de ventaja sobre él.

Entonces, la sanción le valió la pena a Rosberg. Y quizá, a partir de ahora muchos equipos prefieren ser sancionados con diez segundo a tener que abandonar. Y como a Rosberg le han dado esta sanción, en el futuro los comisarios no pueden sancionar de forma más grave.

Es difícil decir cuál sería la sanción justa, puesto que hablamos de una norma sin pies ni cabeza, pero quizá la descalificación de la carrera hubiera sido lo más correcto. Como precedente, y como forma de evitar problemas en el futuro.

El martes 12 y miércoles 13 de julio, los equipos volverán a Silverstone para realizar dos jornadas muy interesantes de test, que serán la última oportunidad para probar cosas de cara a la segunda mitad del año. CarandDriverTheF1.com ofrecerá un directo de todas las jornadas desde el mismo circuito inglés, además de toda la información sobre lo ocurrido y un análisis numérico de cara al futuro.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad