Suceso

Este Murciélago es el primer Lamborghini accidentado en 2017

En dos lugares tan dispares como Moscú y Bostondos conductores se han puesto de acuerdo para estrellar sus preciados deportivos de la misma forma. El primer accidente de este 2017 con un Lamborghini implicado nos ha recordado y mucho a uno del pasado verano.
Por JCL

Son espectaculares, bravos y transmiten sensaciones únicas pero los Lamborghini definitivamente, no se merecen a la mayoría de sus dueños. Son unos fijos en nuestra dolorosa sección de sucesos y de hecho, nada más comenzar 2017 nos hemos encontrado con otro accidentado, por supuesto, por culpa de su conductor.

Se trata de este precioso Murciélago amarillo que circulaba con exceso de velocidad y de forma errática por las afueras de Boston, Massachusetts. Al parecer, varios conductores alertaron a la policía pues el conductor del deportivo italiano cambiaba constantemente de carril, dando 'acelerones' y frenazos continuos pero cuando los agentes se personaron en el lugar indicado se encontraron al Lamborghini en el estado que estáis viendo.

Los importantes daños de su parte delantera demuestran que el deportivo se estrelló primero con un coche antes de terminar impactando con un guardarraíl que delimitaba la carretera. Afortunadamente, ni el conductor del vehículo con el que chocó ni el del Lamborghini resultaron heridos aunque este último fue arrestado por causar el siniestro y su coche volvió en grúa.

Sin duda, este accidente nos recuerda mucho a otro registrado el pasado verano y protagonizado por otro Murciélago decorado en una exclusiva pintura cromada de efecto espejo. En aquella ocasión su conductor circulaba cerca de Moscú, Rusia y por supuesto lo hacía a toda velocidad en una autopista con el pavimento mojado y adelantando por la izquierda a los numerosos vehículos que le salían a su paso. La cosa no podía acabar bien y por supuesto, no lo hizo. Finalmente, el deportivo trompeó y terminó rebasando de lado a un conductor con cámara y choca primero con un Peugeot 4008 que circulaba tranquilamente por el carril central y después con el guardarraíl lateral.

En este caso, la peor parte también se la llevó el 'Lambo' que terminó seriamente dañado mientras que los ocupantes del Peugeot pueden dar gracias, se libraron del accidente de auténtico milagro. En lo que respecta al conductor temerario, corrió exactamente la misma suerte que el otro: salió ileso pero fue arrestado.


Publicidad