Suceso

Así acaba un adelantamiento 'por fuera' que no acaba bien

El conductor de este BMW Serie 3 está a punto de demostrarte por qué se adelanta siempre por la izquierda y no al revés. Su maniobra, temeraria y ridícula, recibe un castigo inmediato.
Por J.C. Luque

Parece que Jorge Lorenzo ha creado escuela en Estados Unidos con sus populares adelantamientos por fuera pero claro, no es lo mismo ser un experimentado piloto de MotoGP y correr en circuito que hacer el animal al volante de un BMW Serie 3 en plena vía pública.

Estamos en Albany, Nueva York –Estados Unidos– y el coche en el que nos hemos 'subido' gracias a la cámara on board de su conductor marcha tranquilamente respetando las normas de tráfico y guardando la distancia de seguridad con el vehículo precedente –un autobús escolar, por cierto–. Sin embargo, estamos a punto de presenciar un accidente tan ridículo como inevitable.

El Serie 3 de la generación F30, o sea de la actual, aparece a toda velocidad en nuestros retrovisores y demostrando poca o ninguna paciencia, cree adivinar una solución maestra para adelantarnos empleando el hueco que queda a nuestra derecha justo antes de llegar a una zona en la que la calza empieza a estrecharse. Lo que no calcula es la pérdida de perspectiva de semejante maniobra, algo que le impide calcular el giro a izquierdas que viene a continuación y que claro, se come por completo. El karma hace el resto poniendo en su camino una mediana de hormigón sobre la que deja literalmente colgado su coche.

La moraleja está clara, si conduces a plena hora punta y tienes prisa, no pierdas los nervios pues tus imprudencias sólo te harán perder más tiempo y eso en el mejor de los casos. Puedes perder también tu coche, tu trabajo… y de paso, hacer un ridículo importante protagonizando con un vídeo viral como éste.


comment-wrapper.tpl.php

Publicidad