Novedad

BMW M4 GTS: Vuelve el M más veloz

El sucesor del M3 homónimo se presenta con 500 caballos, 27 kilogramos menos y todo un equipamiento pensado para circuito. Se venderán 700 unidades.
Por Guillermo Arnal
BMW M4 GTS

BMW M4 GTS
  • BMW M4 GTS
  • BMW M4 GTS
  • BMW M4 GTS
  • BMW M4 GTS
  • BMW M4 GTS
  • BMW M4 GTS
  • BMW M4 GTS
  • BMW M4 GTS
  • BMW M4 GTS
  • BMW M4 GTS
  • BMW M4 GTS
  • BMW M4 GTS
  • BMW M4 GTS
  • BMW M4 GTS

Se estrenó este verano como prototipo y nada más empezar el otoño, el BMW M4 GTS ya está listo para su comercialización. La marca alemana fabricará 700 unidades de esta adaptación biplaza del modelo destinada a uso tanto en la vía pública como en circuito. Será la primera vez que el mercado estadounidense obtenga de forma oficial esta variante del cupé de tamaño medio de BMW.

Las modificaciones externas son idénticas a las del prototipo de Pebble Beach. Sobresale el mayor uso de plástico reforzado con fibra de carbono -CFRP, por sus siglas en inglés- en piezas como el capó, el saliente móvil del extremo inferior del paragolpes frontal o un segundo tipo de llantas ofrecidas en opción y realizadas en fibra de carbono. Es el primer coche de fabricación en serie que está dotado de serie de tecnología de iluminación OLED.

El habitáculo tampoco varía frente al Concept M4 GTS. Cuenta con dos asientos forrados de Alcantara y, opcionalmente, puede añadirse un paquete llamado Clubsport que incluye barras antivuelco pintadas de color Acid Orange, arneses de seis puntos homologados para su empleo en circuito y un extintor.

El motor TwinPower Turbo de tres litros, seis cilindros en línea y sobrealimentación por dos turbocompresores incorpora múltiples novedades que le permiten generar 500 caballos a 6.250 revoluciones por minuto y 600 Newton/Metro de par máximo. La más importante estriba en el uso de un sistema de inyección de agua que tres válvulas pulverizan en cada cilindro -en total hay dieciocho válvulas-.

Según BMW, esta técnica beneficia al propulsor porque incrementa la cantidad de mezcla de aire y combustible que admiten los cilindros al ser menos densa, permite a los turbocompresores funcionar a mayor presión y aumenta la durabilidad de los componentes internos al trabajar a una temperatura inferior. El agua se recoge en un depósito de cinco litros almacenado bajo el maletero y, si el coche se va a conducir principalmente en circuito, la marca sugiere reponerla a la vez que la gasolina.

Sobre la báscula, el GTS marca 1.510 kilogramos basándose en la norma DIN. Es 27 kilogramos más ligero que el M4 Coupé y registra una relación masa/potencia de 3,17 Kg/CV -en el M4 convencional asciende a 3,74-. Este mejor dato se plasma en una aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora tres décimas más rápida, pero el gasto de carburante se mantiene en 8,3 litros a los 100 kilómetros. La caja de cambios es automática de doble embrague y siete velocidades seleccionables a través de levas en el volante.

Otros cambios frente al M4 engloban amortiguadores y muelles coilover, dirección con cojinetes y un soporte giratorio heredados de la competición, frenos M carbonocerámicos, sistema de escape de titanio con salidas de ochenta milímetros de diámetro y diversas configuraciones para el control de estabilidad, la dirección, el motor y la transmisión según el tipo de conducción que se vaya a realizar.

El M4 GTS está equipado de serie con sensores de aparcamiento delanteros y traseros y navegador. El cliente puede complementarlos con sistema de proyección de información sobre el parabrisas -HUD, por sus siglas en inglés- y funciones de conectividad con dispositivos externos.


comment-wrapper.tpl.php

Publicidad