Novedad

Polaris Slingshot: Diversión con tres ruedas

Polaris presenta el Slingshot, un triciclo equipado con un motor de cuatro cilindros y 175 caballos que está dispuesto a dar guerra a rivales ya consolidados como el KTM X-Bow.
Por Álvaro Ruiz
Polaris Slingshot

Polaris Slingshot
  • Polaris Slingshot
  • Polaris Slingshot
  • Polaris Slingshot
  • Polaris Slingshot
  • Polaris Slingshot
  • Polaris Slingshot
  • Polaris Slingshot
  • Polaris Slingshot
  • Polaris Slingshot
  • Polaris Slingshot
  • Polaris Slingshot
  • Polaris Slingshot
  • Polaris Slingshot

La firma norteamericana Polaris, experta en motos de nieve y agua, acaba de presentar un coche que intentará ponerselo difícil a los demás automóviles de circuito. Su diseño es imponente, en la línea de otros modelos creados para divertir en circuito, y detalle que más le caracteriza es que solo tiene tres ruedas, que además apenas van carenadas, centrando así la atención de todo el que lo mira.

En las imágenes, el 'triciclo' recuerda en gran medida al Epic Torq EV Roadster, un coche que por su concepto de deportivo de tres ruedas descaptoble es muy similar a nuestro protagonista, aunque el Polaris no contará con un propulsor eléctrico, sino con un cuatro cilindros EcoTec de General Motors con 2,4 litros de cilindrada que entrega 175 caballos a 6.200 revoluciones por minuto y 225 Newton metro de par a 4.700 rpm, que envía la potencia a la rueda trasera a través de una caja manual de cinco velocidades. De igual forma, se hace imposible no recordar al Morgan 3 Wheeler, que aunque es muy divertido y también tiene una rueda menos que los coches normales, no será rival para el Slingshot.

El que sí es una alternativa más real es el coche de track day de KTM, el X-Bow, el máximo representante de este tipo de automóviles que tan de moda se están poniendo últimamente. Su ligereza y sencillez hace que sean la máquina perfecta para entrar a un trazado de carreras y disfrutar. El triciclo norteamericano se suma así a esta raza de deportivos, aunque en este caso llevando la sencillez al máximo, perdiendo una rueda que facilita mucho las patentes y homologaciones.

A falta de ver cómo se comporta este bicho de 'tres patas', los datos sobre el papel no tienen mala pinta, ya que solo pesa 771 kilográmos, en buena medida gracias a sus 3,79 metros de largo, 1,97 metros de ancho, 1,31 metros de alto. Aunque la pérdida de una de las ruedas traseras es lo que posiblemente ayude más a la hora de contener el peso en la báscula. En cuanto a sus ruedas, en el tren delantero monta llantas de 18" y la trasera es de 20".

El precio es otro de los puntos fuertes de este nuevo modelo, según Polaris se situará en torno a los 19.999 y los 23.999 doláres, una cifra mucho menor a la que se pide por algunos de sus rivales como el X-Bow austriaco.

 


Publicidad