Top Secret

Mercedes-AMG GT 4: El Panamera de Affalterbach ya rueda

El espectacular prototipo con el que la división deportiva de Mercedes nos sorprendió en el pasado Salón de Ginebra ya es real tal y como demuestran sus primeras imágenes.
Por Jose Carlos Luque
Mercedes-AMG GT 4

Mercedes-AMG GT 4
  • Mercedes-AMG GT 4
  • Mercedes-AMG GT 4
  • Mercedes-AMG GT 4
  • Mercedes-AMG GT 4
  • Mercedes-AMG GT 4

Está inspirado en el Mercedes-AMG GT concept que tantas miradas acaparó en el pasado Salón de Ginebra 2017 y aunque todavía no tiene nombre definitivo, nuestros espías se refieren a él como GT 4, por su carrocería de cuatro puertas. Si ellos lo dicen lo tendremos muy en cuenta porque precisamente ellos han sido los encargados de capturar sus primeras imágenes y son bastante esclarecedoras.

Pese al intenso camuflaje que recubre toda la carrocería, el Mercedes-AMG GT 4 evidencia un gran parecido con el modelo conceptual al que hemos hecho referencia y resulta bastante más largo, ancho y bajo que el actual CLS, al que podemos considerar como su hermano civilizado. Diseñado y producido íntegramente en Affalterbach, a diferencia del CLS este AMG GT 4 será un modelo más exclusivo pero también más radical.

Por un lado incluirá numerosas opciones de personalización tanto para su carrocería, como para el interior, atendiendo así a los caprichos de los clientes más exigentes y por el otro, incorporará sólo potentes motores de gasolina como el V8 biturbo de 4.0 litros con el que fue presentado, si bien lejos de alcanzar los 805 caballos como en el concept, este propulsor se ofrecerá inicialmente en sus variantes de 462, 510 y 585 caballos, todos asociados a un cambio automático de siete marchas pero con posibilidad de elegir entre tracción trasera o integral.


Por lo demás, incluirá de serie elementos de aerodinámica específicos como un amplio splitter delantero, una gran parrilla cromada o un gran spoiler móvil que junto con el difusor de aire posterior y la característica cuádruple salida de escape, le concederán un aire descaradamente racing a su trasera. Las llantas de aleación de gran tamaño dejarán entrever un potente equipo de frenos, carbocerámicos en opción.

El objetivo de Mercedes no es otro que competir directamente con las berlinas deportivas más codiciadas del momento, modelos como el Porsche Panamera o el Maserati Quattroporte. Seguramente en la primavera de 2018 conozcamos este AMG GT 4 definitivo que se oculta tras el camuflaje.


Publicidad