Novedad

Audi RS 7 Sportback Performance: Exígete el máximo

La marca de los cuatro aros da un nuevo apretón al 4.0 TFSI de los RS 7 y RS 6, un V8 que pasa a entregar 605 caballos de potencia y 750 Nm de par máximo para ser, simplemente, el máximo exponente de la categoría.
Por Jose Carlos Luque
Audi RS 7 Sportback Performance

Audi RS 7 Sportback Performance
  • Audi RS 7 Sportback Performance
  • Audi RS 7 Sportback Performance
  • Audi RS 7 Sportback Performance
  • Audi RS 7 Sportback Performance
  • Audi RS 7 Sportback Performance
  • Audi RS 7 Sportback Performance
  • Audi RS 7 Sportback Performance
  • Audi RS 7 Sportback Performance
  • Audi RS 7 Sportback Performance

Es una de las berlinas más espectaculares y deportivas del momento, sin embargo, en Ingolstadt no se conforman con eso, quieren que sea la más rápida y efectiva del mercado y han encontrado la solución en forma de pack Performance.

El Audi RS 7 Sportback Performance esconde bajo su capó una variante inédita del bloque V8, el 4.0 TFSI, que dispara tanto su potencia como su par máximo hasta los 605 CV y los 750 Nm. De esta forma, gana 45 caballos frente al RS 7 'normal' y aventaja en 20 al que hasta ahora era el coche más potente de la categoría, el Mercedes E 63 AMG S.

Por supuesto, la potencia es importante en estos supercars familiares, que acostumbran a rondar las 2 toneladas de peso, sin embrago no lo es todo de modo que en Audi han realizado más modificaciones en esta versión con el objetivo de aumentar su eficacia. Por ejemplo, el tren de rodaje de estos Performance incluye de serie una suspensión neumática específica, más rígida y 20 milímetros más baja en su posición deportiva. De la misma forma los cojinetes hidráulicos y otros elementos de unión han sido reemplazados y los neumáticos son específicos y están dispuestos sobre unas llantas de 21 pulgadas.

No obstante, el cambio triptronic de ocho velocidades –convertidor de par– no ha necesitado ningún refuerzo y eso que se encarga de repartir toda la fuerza del motor entre las ruedas de ambos ejes gracias al sistema quattro de diferencial central. La tracción se reparte al 40/60 entre las ruedas delanteras y posteriores en condiciones normales, aunque en función de las necesidades los porcentajes oscilan notablemente. Lo que sí se ha revisado es la electrónica, con un modo Sport más permisivo para el control de estabilidad y el equipo de frenos, con discos delanteros de 390 milímetros y pinzas de seis pistones.

FORMATO FAMILIAR

Por su parte, el Audi RS 6 Avant Performance se postula como la auténtica variante familiar de este modelo. Su mecánica es idéntica pero ofrece un volumen de maletero de entre 564 y 1.680 litros, además de cinco cómodas plazas. En el RS 7 sólo encontramos cuatro asientos y el maletero se conforma con entre 535 y 1.390 litros.

Tanto uno como otro son capaces acelerar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y de 0 a 200 en 12,1, alcanzando una velocidad punta de 250 km/h –autolimitada–. Eso sí, opcionalmente, los pacos dynamic y dynamic plus permiten elevar esa punta hasta los 280 y 305 km/h, respectivamente. Lo mejor de todo es que a pesar de esta mejora en las prestaciones, los consumos homologados se mantienen en 9,6 y 9,5 l/100 km y las emisiones en 223 y 221 g/km, respectivamente.

En materia de equipamiento, los interiores reciben nuevos acabados gracias a las inserciones de fibra de carbono, los cromados del color de la carrocería o la tapicería de Alcantara. Por lo demás, tanto el sistema de navegación MMI plus como el equipo de sonido Bang & Olufsen de alta fidelidad siguen disponibles en un catálogo que también incluye control de velocidad crucero activo con función Stop & Go –funciona incluso en las detenciones– o asistente de visión nocturna.


Publicidad