Novedad

Ferrari 488 GTB: La nueva era turbo

El sucesor del Ferrari 458 Italia se llama 488 GTB y como no podía ser de otra forma, monta un nuevo V8 que reduce su cilindrada desde los 4.5 a los 3.9 litros pero que gracias al turbo eleva su potencia hasta los 670 caballos.
Por Jose Carlos Luque
Ferrari 488 GTB

Ferrari 488 GTB
  • Ferrari 488 GTB
  • Ferrari 488 GTB
  • Ferrari 488 GTB
  • Ferrari 488 GTB
  • Ferrari 488 GTB
  • Ferrari 488 GTB
  • Ferrari 488 GTB
  • Ferrari 488 GTB
  • Ferrari 488 GTB
  • Ferrari 488 GTB
  • Ferrari 488 GTB
  • Ferrari 488 GTB
  • Ferrari 488 GTB
  • Ferrari 488 GTB
  • Ferrari 488 GTB
  • Ferrari 488 GTB
  • Ferrari 488 GTB

Las infranqueables normas medioambientales se han cobrado una nueva víctima y de las que se lamentan de verdad. El Ferrari 458 Italia será recordado como el deportivo que montó uno de los mejores motores V8 atmosféricos de todos los tiempos, tal y como tuvimos el placer de comprobar. Ahora le toca el turno a su sucesor, un Ferrari 488 GTB que se distingue de éste por meros detalles estéticos, pero que monta un motor turbo más compacto, potente y sobre todo, eficiente.

Al primer vistazo, apreciamos en el nuevo deportivo de Maranello detalles como una parrilla delantera más afilada, un capó moldeado al estilo de un Fórmula 1 y una zaga que recibe difusor de aire, spoiler y unos pilotos que, como los faros delanteros, mantienen un estilo general muy similar al del 458 Italia.

Las dimensiones también reflejan este parecido, pues el 488 GTB mide 4,57 metros de largo, 1,95 de ancho y 1,21 de alto, por lo que sólo su longitud es 4 centímetros mayor. El peso, en cambio, si es bastante más ligero, pasa de 1.560 a 1.370 kilos, con un reparto al 45,6/53,5 entre ambos ejes. En el interior la reforma es mínima y hay que fijarse en la instrumentación, la llave o el tapizado de los asientos para caer en la cuenta de que estamos ante un modelo distinto.

El cambio sustancial es el del motor, un V8 biturbo de sólo 3.9 litros que rinde 670 caballos a 8.000 vueltas y entrega un par máximo de 760 Nm a 3.000.

Las prestaciones oficiales agradecen la llegada de este V8 Turbo, pues el 488 acelera de 0 a 100 km/h en sólo 3 segundos y de 0 a 200 km/h en 8,2 s. para registrar una velocidad máxima de 330 km/h. Es decir, es tan rápido en aceleración como el exclusivo 458 Speciale y su punta es algo más elevada –5 km/h–. Pero sin duda, lo mejor es que gasta bastante menos, 11,4 litros/100 km con unas emisiones de 260 gr/km, por los 13,3 litros y 307 gr/km del Italia.

Hasta aquí todo más o menos normal pero, ¿qué han planteado en Maranello para lograr la precisión dinámica de su antecesor atmosférico? Pues han trabajado en la electrónica desarrollando un nuevo sistema denominado Slide Slip Control que corrige el ángulo de deslizamiento lateral en las curvas y que se asocia a los conocidos controles F1-Trac y E-Diff –controles electrónicos de tracción y efecto autoblocante– así como a unos nuevos amortiguadores activos.

El Ferrari 488 GTB debe su apellido al 308 GTB de 1975, uno de los Ferrari más populares diseñados por Pininfarina que también contaba con un V8 y que en la época destacó por su ligereza.


comment-wrapper.tpl.php

Publicidad